Consultorio(999)196-11-17 Cel.Dra. 9992-22-20-09 Cel.Dr.9992-42-55-64 andre_sulub@hotmail.com / eugo29@hotmail.com

La utilización de campos magnéticos con fines terapéuticos ha sido estudiada sobre todo en relación a su efecto de estimulación de la osteogénesis. Existen estudios controlados a doble ciego en los que se ha demostrado su efecto para estimular la formación ósea en retrasos de consolidación de fracturas tibiales. Se presentan dos casos clínicos de pacientes afectos de fracturas de hueso largo que presentaban retardo de consolidación tras ocho meses de tratamiento quirúrgico. Realizaron 36 y 28 sesiones respectivamente de magnetoterapia durante 30 minutos diarios, a una frecuencia de 50 Hz e intensidad de 80 Gauss. En controles posteriores se confirmó radiológicamente la consolidación de ambas fracturas. Se realiza también un comentario de artículos publicados en los que se valoran los resultados del tratamiento con campos magnéticos pulsantes en series de pacientes más largas afectos de retrasos de consolidación y pseudoartrosis, así como una breve explicación de su efecto biológico y posibles efectos nocivos.

INTRODUCCIÓN

La magnetoterapia es la utilización de campos magnéticos con fines terapéuticos. Se utilizan campos pulsantes con una frecuencia de 0-100 Hz y una intensidad de 0-100 Gauss. La acción terapéutica más estudiada es la estimulación de la osteogénesis (1) aunque también se utilizan en otros tipos de patología como: procesos inflamatorios, distrofia simpático refleja, osteoporosis, úlceras varicosas, úlceras por decúbito (2). Su efecto sobre la osteogénesis se basa en el efecto piezoeléctrico que consiste en la generación de cargas eléctricas en el hueso al ser sometido a una deformación mecánica. Fukada y Yasuda postularon en la dé- cada de 1950 que estos potenciales eléctricos eran la señal que modula la actividad osteoblástica (3). Además también se produce una estimulación de la síntesis de ácido hialurónico y de la formación de fibroblastos así como una vasodilatación y neoformación de vasos. La investigación reciente de los mecanismos de acción se ha concentrado en pequeños campos eléctricos sinusoidales de frecuencia extremadamente baja.

fig1OBSERVACIONES CLÍNICAS Caso clínico 1 Varón de 31 años que el 18-6-96 sufrió un accidente de moto presentando una fractura de 1/3 medio

CASO CLÍNICO

Magnetoterapia en retardos de consolidación C. MARTÍNEZ ESCUDERO, L. CAPELLAS SANS y J. TINOCO GONZÁLEZ Servicio de Rehabilitación. Hospital General de Catalunya. St Cugat del Vallés (Barcelona). Trabajo recibido el 9-X-00. Aceptado el 29-III-01. Documento descargado de http://www.elsevier.es el 31/07/2015. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. de cúbito y radio izquierdos abierta grado I. Fue tratada inicialmente mediante fig3una osteosíntesis con placas. En marzo del 1997 consultó por persistencia de dolor a nivel de cúbito izquierdo. Se realizó una radiografía simple y una gammagrafía ósea que confirmaron la existencia de un retraso de consolidación. En Junio del 1997 se reintervino por presentar una pseudoartrosis de cúbito retirándose el material de osteosíntesis y realizando nueva osteosíntesis con placa de autocompresión. En agosto del 1997 se confirmó radiológicamente un nuevo retraso de consolidación por lo que fue remitido al Servicio de Rehabilitación para tratamiento. Al paciente se le aplicó magnetoterapia desde el 8-9-97 al 26-11-97 (36 sesiones: tres veces por semana) a una frecuencia de 50 Hz y con una intensidad de 80 Gauss. La duración del tratamiento fue de 30 minutos por sesión. En la última radiografía de noviembre del 1997 se confirmó la consolidación de la fractura retirándose las placas de cúbito y radio un año más tarde (Fig. 1).

 

Caso clínico 2

fig2Paciente mujer de 78 años que el 23-11-96 sufrió accidente de tráfico presentando un politraumatismo grave con fractura diáfiso-metafisaria distal de tibia y peroné izquierdo. Permaneció en la UCI hasta el 28-1-97. Fue tratada inicialmente mediante fijador externo hasta el 23-5-97, con colocación posterior de un tutor de termoplástico. Radiológicamente se apreciaba un retraso de consolidación de la fractura por lo cual el 20-6-97 inició magnetoterapia diaria hasta el 5-8-97 (Fig. 2). Posteriormente realizó tratamiento a días alternos (tres veces por semana) hasta el 15-10-97 durante un total de 28 sesiones (con los mismos parámetros y duración de la sesión que en el caso anterior). En la última radiografía de control se apreció la consolidación de la fractura (Fig. 3).